El Metodo

Metodo Fiorella Rustici®

Fiorella Rustici ha reunido los resultados de su investigación, iniciada en el 1978, en un Método registrado a nivel europeo, que lleva su nombre y en el cual habla sobre cómo funciona la mente en su relación con la conciencia y con el potencial espiritual de esta última. Su investigación continua todavía hoy para producir nuevos conocimientos que inyecten un potencial evolutivo en nuestra especie animal humana, o al menos en aquellos que harán un uso concreto de estos conocimientos durante sus vidas.

La falta de desarrollo del potencial espiritual de la conciencia en la especie animal humana nos ha obligado durante mucho tiempo a adaptarnos al ambiente para sobrevivir y nos ha hecho acumular muchos conflictos emocionales, que han llevado progresivamente a nuestra especie a usar la mente animal inferior fortaleciéndola cada día más. Esto ha evitado que los seres humanos hayan podido desarrollar una conciencia consciente de cómo funciona la mente en sus significados opuestos de existencia (bueno, malo, bonito, feo, ecc…), de cómo adaptar el entorno a sí mismos durante la vida y de cómo morir de una manera consciente y evolutiva.

La mente está compuesta de estratos de energía que sufren diversas transformaciónes debido a los mecanismos de funcionamiento, que son siempre iguales y que se comportan de la misma manera en todos los individuos. Prácticamente la energía hace una copia de sí misma y la registra junto con el contenido de las experiencias que ella misma vive. A partir de ese momento repetirá continuamente su propio contenido. Esta mecánica mental la encontramos en el ser humano a menudo, ya sea cuando su mente cerebral graba sus propias experiencias como cuando copia las experiecnias vividas por otros (ya registradas por su mente). Posteriormente la mente, cada vez que reconoce algo similar a la experiencia grabada o copiada en el entorno, hace que la copia se repita automáticamente. El registro (o copia) es la mecánica mental que, repitiéndose continuamente, crea un patrón mental automático sin ninguna conciencia. La mecánica mental es la base de todo lo que constituye la existencia y funciona para todos de la misma manera. En el texto Haz que tu Mente Funcione Bien Fiorella Rustici analiza cómo funciona la mente a través de la descripción de los principales mecanismos que intervienen en nuestra vida cotidiana y de los que sufrimos los efectos continuamente si no los conocemos.

Por ejemplo ocurre que cuando una persona vive una situación de vida en la que experimenta miedo, su cerebro (neuronas) graba este episodio con todas las emociones, pensamientos e imágenes que la persona ha sentido y creado en ese momento. De esta manera la persona, sin saberlo, cada vez que vivirà otras experiencias, durante las cuales se sentirà insegura o impreparada, su mente le darà como respuesta el contenido emocional de miedo junto con los pensamientos e imágenes vividos anteriormente, sumando al contenido emocional del momento presente todo el contenido emocional vivido antes. De este modo el pasado se repite aunque las situaciones de la vida presente sean aparentemente diferentes, porque bastarà con que tengan el mismo contenido de miedo, los mismos pensamientos e imágenes, relacionadas con la experiencia pasada, para que la persona reproduzca el contenido de su mente. Sobre todo si su conciencia, que es la única parte capaz de detener este mecanismo mental, no está presente y alerta. Sin embargo cuando la conciencia está presente se da cuenta de que no es natural revivir siempre los mismos miedos con los mismos pensamientos e imágenes, ¡no es normal reaccionar siempre de la misma manera! Cuando esto ocurre y la conciencia se mantiene despierta empieza a diferenciarse de su mente y, con los conocimientos adecuados, podrá entender por qué su mente le propone en el presente que está viviendo hoy, el contenido de miedo, pensamientos e imágenes del pasado. Incluso podría ser un contenido lleno de emociones, pensamientos, ecc. que ni siquieran le pertenezcan como experiencia directa.

El método permite a la persona desarrollar una conciencia individual a través del conocimiento y la comprensión de las mecanicas mentales, un trabajo que fortalecerá la conciencia de la persona hasta el punto de permitirle de desidentificarse de los contenidos de la mente. De hecho la conciencia tiene la capacidad intrínseca de observar y estar en el aquí y ahora, lo cual le permite vivir la realidad de la vida sin alterarla y tomar decisiones correctas, éticas y con responsabilidad, ya sea para si misma que para los demás. La conciencia puede crecer en su potencial espiritual y es capaz de crear su propia escala positiva de valores, caracterizada principalmente por su contenido de amor, ética, responsabilidad y justicia. Gracias a esta escala de valores puede, instintivamente, distinguir lo que está bien de lo que está mal e inmediatamente encontrar soluciones creativas a los problemas, que como consecuencia le hace sentirse bien, elevar su autoestima y ser feliz. De esta manera las personas de su alrededor se beneficiarán de su crecimiento espiritual, ya sea a través de sus acciones correctas hacia ellos que como ejemplo viviente de que se puede ser mejor y hacer algo diferente, en lugar de usar solqmente la mente animal inferior.

Cuando la persona no desarrolla o no utiliza el potencial de su conciencia y no crea su propia escala de valores, repite como un robot biológico los patrones mentales con sus contenidos emocionales, pensamientos e imágenes. En la inconsciencia de sí misma se comunica y actúa de manera inapropiada, no hace lo necesario, es incapaz de comprender las cosas, comete errores y acciones incorrectas, crea conflictos emocionales en los demás y en sí misma, se llena a sí misma y a los demás de pensamientos y emociones negativas, es árida, vengativa y solo se preocupa por sus necesidades, pero sin amor verdadero por sí misma, los demás, otras especies y/o el medio ambiente. Un robot sin conciencia cada vez más transformado, debido a sus instintos animales más inferiores, no solo en sus acciones sino también en sus contenidos emocionales, en sus pensamiento e imágenes (maldad, envidia, ira, odio, deseo de venganza, calumnia, conflicto, …). El método permite a la persona ver y comprender cuando sufre los efectos de la mente animal inferior y el contenido destructivo de su energía emocional, qué tipo de monstruosidades energéticas crea y pone en existencia y el daño que esta crea tanto a sí misma como a los demás, ya que esta monstruosidad se dirige tanto a sí misma como a la humanidad porque todos estamos conectados como especie. La técnica usada con el método es efectiva y no invasiva. De hecho también permite a la persona mejorar su estado de bienestar psicofísico al saber qué tipos de energía produce tanto ella mísma como también los demás, más allá de las apariencias (la no-apariencia) [1] con la mente animal inferior, para aprender a no verse afectada y, por lo tanto, a estar más consciente, con una escala de valores positivos desarrollados a través de los cuales poder actuar para restaurar la justicia donde previamente la ha destruido con sus acciones, palabras, conflictos y actitudes.

El método permite a la persona conocer y comprender cómo funciona la mente genética, paterna y materna, heredada durante la concepción, durante el desarrollo de su vida. La mente genética no solo se refiere a la herencia biológica entendida como la transmisión de características anatómicas, fisiológicas y patológicas, sino también y, sobre todo, al contenido mental de los padres y antepasados. La mayoría de los recuerdos registrados en esta mente se componen de las experiencias positivas y negativas de los ascendentes que ya están muertos y de los que aún están vivos, por lo tanto las experiencias de sus vidas y sus muertes donde encontramos la positividad y la negatividad, su moralidad y espiritualidad, conocimiento, muchas formas de reaccionar ante situaciones de la vida (incluidas guerras y desastres naturales), miedos, fracasos, victorias, habilidades, conflictos emocionales experimentados, acciones incorrectas, monstruosidades creadas, cosas y hechos bonitos, pensamientos buenos y positivos, etc.

La mente genética está oculta en el inconsciente y no es fácil descubrirla. Es tortuosa porque impone su contenido al cerebro según lo que la persona experimenta en el presente. Por lo tanto, generalmente en total inconsciencia, la persona nutre con su energía vital aquellas neuronas que recogen estos recuerdos genéticos y los propone en el presente como si fueran experiencias que ella misma ha vivido y que se vedrá obligada a repetir continuamente sin darse cuenta, lo que la llevará a vivir vidas infelices en las que le costará trabajo cambiar algunas cosas o en las que nunca conseguirá cambiar nada.

Es importante entrenar la conciencia para que pueda conocer la mente genética. Con el método la persona consigue ver sus propios recuerdos y también el contenido de los recuerdos de sus antepasados, los cuales están a la base de sus miedos, de su incapacidad de tomar decisiones, de sus problemas sexuales, de sus problemas de pareja, de los problemas en el trabajo y de sus problemas de autoestima que se repiten continuamente, y también de sus sentimientos de culpa, de su manera de ser, presuntuoso y/o envidioso, de la manera que tiene de reaccionar, por ejemplo probando ira hacia su padre o hacia su propio hijo. De esta manera podrá comprender todas las veces que en su pasado ha repetido el contenido de las memorias genéticas y cuales consecuencias negativas ha comportado el hecho de haberlas repetido: después podrá interrumpir las conexiónes mentales con estos recuerdos y transformar las energías negativas en energías positivas. Este proceso permitirá a la conciencia de salir fortalecida después de haber comprendido como funcionan las mecánicas mentales que la tenían “prisionera”.

Es más, observando el contenido de los recuerdos genéticos la conciencia de la persona tiene la posibilidad de ver y comprender no solo el contenido de la vida de sus antepasados ​​sino también el contenido de su muerte. De hecho podrá ver que es lo que ha encontrado una parte de el alma de estos antepasados durante su viaje, en las diversas dimensiones de la muerte, y qué efecto ha provocado en la vida cotidiana de la persona la conexión con estas dimensiones.

El método Fiorella Rustici® permite a todos conocer las partes más feas y negativas en las cuales la conciencia se ha identificado vida tras vida, y descubrir cómo la falta de conocimiento de las mecánicas mentales de la mente animal inferior y de la mente genética, que regulan la vida y la muerte, nos han llevado a volvernos cada vez más una especie animal humana muy degradada espiritualmente. Por lo tanto Fiorella Rustici ha optado por hacer trabajar a las personas sobre sus propias partes negativas, porque son estas las que crean sufrimiento y dolor, fealdad y estupidez, de manera que puedan transformar estas energías y puedan conectarse ya sea a las energías positivas de las habilidades que las personas ya poseen, ya sea al contenido de los recuerdos de aquellos antepasados genéticos que a su vez desarrollaron una conciencia y una energía positiva durante sus vidas o durante su paso por la dimensión de la muerte.

A través del conocimiento y del estudio de las mecánica mentales, el método ayuda a revivir conscientemente nuestra historia a partir del primer universo o Mente Universal, pasando por el primer Big Bang y la sucesión de las otras Mentes Universales con sus respectivas explosiones, hasta el punto de observar cómo funciona hoy la estructura artificial holográfica en la que estamos o creemos estar, sus mundos, las dimensiones y las diferentes razas que viven en él, con características y contenidos energéticos también opuestos entre sí, los Creadores de mundos y las consecuencias de sus acciones, los controles ejercidos sobre especies como la nuestra, la ley del Karma, las vidas genéticas y no genéticas pasadas, los cuerpos paralelos y mucho más. El método reúne técnicas que, utilizando el conocimiento de cómo funciona la mente cuando realiza y archiva la grabación de eventos, permiten a la persona interesada recordar, sin el uso de la hipnosis, el contenido de estas grabaciones y ver cómo estas últimas interactúan sobre ella ya sea en la realidad aparente que en la realidad no aparente de la dualidad en la cual vive.

Con el conocimiento y la comprensión de cómo funciona la mente la conciencia evoluciona cada día más y a medida que se vuelve consciente desarrolla su potencial espiritual, viviendo así una vida cada vez más independiente.

El método viene propuesto y se desarrolla mediante cursos residenciales, tipo stage, y también como formato de trabajo individual y personalizado para el desarrollo de la propia conciencia espiritual. Durante una primera entrevista, en la cual la persona comunica a Fiorella sus problemas y los ámbitos de la vida en los que desea mejorar (conflictos, problemas, deseos de autoconocimiento, …) Fiorella recogerá la información que le permitirá de establecer los contenidos de los encuentros sucesivos, a través de los cuales la persona podrá observar el funcionamiento de las mecánicas mentales que se encuentran durante la vida cotidiana, así como el contenido de los recuerdos conscientes e inconscientes, ya sea recientes que remotos. El camino para el desarrollo de la conciencia es completamente individual, pero es parecido al principio en cuanto cada uno avanza en fases que se suceden unas a otras, empezando generalmente por el trabajo sobre la mente genética para llegar progresivamente a excavar estratos mentales cada vez más profundos, e incluso estratos que conservan contenidos con importantes conocimientos.
Durante las conversaciones del metodo, la persona tiene la posibilidad de ver conscientemente las imágenes y los recuerdos de la vida presente y del pasado de los antepasados, contenidos que vienen propuestos por su mente como respuesta a preguntas específicas sobre problemas o situaciones que quiere resolver. Será la persona la que mirando sus propios recuerdos establecerá las relaciones con su vida actual y comprenderá cómo funciona su mente en determinadas situaciones, transformando así las energías negativas contenidas en los recuerdos en energías positivas. Un proceso este último que le ayudará a volverse cada vez más consciente. El método permite al individuo de comprender las causas de sus problemas, sus miedos u otras situaciones paticularmente difíciles, sin la necesidad de recurir a la ayuda de terceras personas que le digan por qué sufre. De hecho solamente la persona puede realmente conocer sus propias experiencias tal y como son. De esta manera la conciencia del individuo será cada vez más activa a medida que desarrolla en sí misma una mayor capacidad para establecer conexiones entre los recuerdos del pasado ​​y su vida presente.

[1] La no-apariencia está constituida por todo aquello que existe y que se crea, pero que a nuestros ojos no aparece porque nuestro cerebro no percibe y/o no descodifica el contenido de sus frecuencias vibratorias.