ENCUENTRA LAS PALABRAS ADECUADAS PARA DECIRLO

C/o Studio Olistico, Viale Coni Zugna, 5/A – 20144 Milano Mi – Domingo 12 de abril – de 10.00 a 13.00 y de 14.30 a 17

Cómo la Mente Genética altera la Comunicación.

¡Todos ustedes son su padre! ¡Te pareces a tu abuela para mí! ¿Cuántas veces hemos escuchado estas frases? No es simplemente una crítica velada de actitudes emuladas por otros, sino la evidencia de una mecánica mental en curso que incluye entre los datos transmitidos por herencia también los modelos que utilizamos para expresarnos. La persona en estos casos no es consciente de utilizar los esquemas de comunicación que ha adquirido genéticamente y puede tener actitudes tímidas o agresivas, tener miedo de cometer errores, sentirse inadecuada o ineficaz sin ser completa y conscientemente responsable. De hecho, nuestra forma de comunicarnos, además de haber sido aprendida por imitación, recibe un aporte mucho más profundo que, precisamente por este motivo, es mucho más difícil de erradicar.

La comunicación se expresa simultáneamente en cuatro niveles, que no son igualmente evidentes: el primero es el energético, que nos hace sentir "en la piel" la situación, de una manera más o menos precisa dependiendo de las capacidades perceptivas de la persona; entonces entra en acción el pensamiento, que se nutre de nuestros recuerdos, tanto genéticos como de nuestra experiencia de vida; seguido de la expresión verbalizada, que siempre tiene la posibilidad de mejora; y finalmente se insertan los flujos de sexo, es decir, formas de pensamiento acompañadas de emociones de placer que, al llegar a nuestro interlocutor, traen las mismas sensaciones placenteras estimulando el deseo de tener sexo, ser mimado y aceptado. Es importante tomar conciencia de estas formas de expresión en nuestra comunicación para entender si son realmente positivas y efectivas.

La comunicación, de hecho, no es solo el resultado de saber hablar correctamente, sino también de la capacidad de estar presente, de percibirse a sí mismo, a la otra persona y al entorno en el que uno se encuentra, de saber escuchar y entender lo que se nos dice, y de responder adecuadamente conociendo cómo funciona nuestra mente y su mecánica. El curso proporciona las herramientas para desarrollar la propia conciencia que es capaz de observar y comprender qué mecanismo mental se ha activado, para no verse afectado, y que nos permitirá hacer una buena comunicación sintiéndonos a gusto, sin sentirnos inadecuados o intimidados por el interlocutor, y sobre todo sin perder nuestras energías vitales.

10 RAZONES POR LAS QUE RECOMENDAMOS TOMAR ESTE CURSO:

  1. CONOCE LOS CUATRO NIVELES DE COMUNICACIÓN
    Nos enseña a reconocer el tipo de comunicación que tiene lugar entre nosotros y nuestro interlocutor en todos sus aspectos. Veremos que paralelamente a la forma verbal también se expresa un modo energético y memoria genética, y aprenderemos a observar si esto es positivo o negativo para nosotros, si es recargador y satisfactorio o debilitante.
  2. APRENDE LA IMPORTANCIA DE LAS PERCEPCIONES EN LA COMUNICACIÓN
    Prestar atención a la comunicación energética no aparente es crucial para llevar a cabo una conversación de una manera constructiva. A partir de las percepciones podemos adivinar las verdaderas intenciones de quienes nos hablan y si no somos conscientes del intercambio de energía que tiene lugar sin nuestro conocimiento en una comunicación, corremos el riesgo de agotarnos o decir o hacer cosas que realmente no queríamos, con la consiguiente insatisfacción.
  3. COMPRENDER CÓMO LOS CONFLICTOS AGOTAN NUESTRA ENERGÍA
    La comunicación incorrecta suele ser una fuente de conflictos emocionales que hacen que la persona se sienta mal ofendiéndola, causándole resentimiento, ira o bajando su autoestima. Estas dinámicas, que ocurren con frecuencia, nos hacen perder energía vital, ya sea que sean inherentes a un episodio real que está sucediendo en el presente o si están conectadas a grabaciones mentales de nuestro pasado y la experiencia de nuestros antepasados.
  4. OBSERVAR LA INTERFERENCIA DE LOS PENSAMIENTOS
    Nuestros pensamientos comprometen la comunicación cuando los tomamos como vienen de nuestra mente, sin filtrarlos y sin distinguir si son nuestros, o provienen de nuestro bagaje genético, o incluso los hemos copiado de otros o del entorno que ha sido un anfiteatro de guerras, dictaduras e inquisiciones. Cualquier reacción exagerada o inadecuada a la situación actual está enérgicamente ligada a un episodio del pasado registrado en nuestra mente que nos llega a través de un pensamiento. Por lo tanto, es importante observar si lo que pensamos es exactamente lo que nos gustaría decir en ese momento.
  5. IDENTIFICAR LOS RECUERDOS GENÉTICOS QUE NOS DIFICULTAN
    Habiendo aprendido a hablar por imitación, es normal utilizar algunas actitudes, expresiones y modismos de nuestros familiares, pero no es normal si, incluso después de observarlo, no somos capaces de encontrar nuestra propia forma de comunicarnos haciendo los cambios deseados. Esto se debe a que los recuerdos genéticos se han apoderado de nuestras vidas, lo que nos hace perder el control sobre nuestras intenciones de comunicación.
  6. SALIR DE LOS ROLES QUE NOS LIMITAN
    Ser madre del marido o novio obliga inconscientemente al otro a entrar en el rol complementario, como en este caso el niño. Este juego de roles, que se puede expresar en una amplia gama de personajes, restringe las posibilidades de elección de comunicación limitadas a las características del rol invertido, impidiéndole encontrar la forma correcta de decir cosas que en su lugar podrían resolver una situación crítica.
  7. RECONOCER LAS VIBRACIONES SEXUALES
    Cuando nos encontramos en dificultades en situaciones de la vida, a menudo recurrimos a una forma de comunicación que utiliza mucho el cuerpo con actitudes sensuales que están llenas de frecuencias y mensajes sexuales subliminales. Ser atraído y absorbido por tales vibraciones, o usarlas, no siempre es beneficioso. El curso explicará la mecánica mental del óvulo y el espermatozoide y los mecanismos por los cuales ciertas formas de comunicación van acompañadas de atracción sexual y qué consecuencias se derivan de ella.
  8. RELACIONES ENTRE LA FORMA EN QUE NOS COMUNICAMOS Y NUESTRA CONCEPCIÓN
    Una experiencia que tiene una fuerte influencia en nuestra forma de comunicarnos es nuestra concepción. El acto sexual con el que fuimos concebidos marca una impronta desde el inicio de nuestra vida que nos hará seguir inconscientemente un modelo conductual y de comunicación hasta que, identificándolo, podamos cambiarlo para nuestro buen uso.
  9. FORMULAR UNA BUENA COMUNICACIÓN
    Toda la información dada en el curso, que te hará entender cómo y por qué nos comunicamos de cierta manera, te dará las herramientas para comenzar a experimentar una comunicación constructiva, efectiva y satisfactoria sin crear conflictos emocionales y salvaguardando tu energía.
  10. CREACIÓN DE RELACIONES SATISFACTORIAS
    El curso destacará las reglas para una buena comunicación como escuchar atentamente, dar retroalimentación de haber entendido lo que estás escuchando, intencionalidad en ser entendido teniendo la previsión de observar el interés del otro para no aburrirlo con temas que no lo involucren. Comunicarse de esta manera mejorará nuestras relaciones al traer satisfacción y amor a nuestras relaciones.

¿PARA QUIÉN ES EL CURSO?

  1. ¡A todos! Ya que todo el mundo siempre puede mejorar en su comunicación.
  2. A parejas propensas a las peleas.
  3. A los padres que no pueden ser escuchados por sus hijos adolescentes.
  4. A aquellos que no se atreven a expresarse en público.
  5. Para aquellos que no tienen el coraje de expresar su opinión cuando es diferente de los demás.
  6. Para aquellos que tienden a distraerse mientras escuchan.
  7. Para aquellos que no pueden ser escuchados.
  8. Para profesores, empleadores, formadores, consultores.
  9. Para todas las personas que deseen comprender los fundamentos y mecanismos energéticos de una buena comunicación para mejorar su forma de expresarse.

EL CURSO ES ÚNICO porque trata de la acción de comunicarse no sólo como una forma de expresión externa, hecha de palabras verbalizadas, sino como una forma de comunicación que implica los intercambios de nuestra energía con la de los demás, la del entorno que nos rodea por los acontecimientos que ha presenciado a lo largo del tiempo, de los registros genéticos mentales y de nuestra concepción, ir tocando aspectos, que cuando se entienden en su profundidad, pueden traer cambios positivos radicales.

Te recomendamos:
Lectura del libro "Haz que tu mente funcione bien" de Fiorella Rustici – Macro Edizioni 2003

 

Duración del curso: 1 día: de h 10.00 a h 13.00 y de h 14.30 a h 17.00Sed
: en Studio Olistico – Viale Coni Zugna, 5/a – Milán – MM2 Sant'AgostinoRegistraciones
: antes de la medianoche del jueves anterior a la fecha del curso.
Para más información: llámenos al 339-1907714

DESCUENTO DE 50,00 € para aquellos que se suscriban al BOLETÍN

Interesante, ¿verdad?
¡Regálate esta maravillosa experiencia!

Deja una respuesta